Blog

Desconocer lo que tenemos, olvidar lo que somos: Oña y Frías (Burgos)

La pasada semana a propósito del caso de Villalibado en Burgos, hablaba de la recuperación de un pueblo en ruinas. Nada mas lejos de las ruinas que Oña o Frías otros dos preciosos pueblos también en la provincia de Burgos. Dos localidades que junto a Poza de la sal  han hecho una clara apuesta por el turismo y por difundir toda su riqueza no sólo artística sino también natural. El entorno es magnífico. No hay mas que ver esta la web Raíces de Castilla.
Oña
Cuando propuse esta excursión sabía que me enfrentaba con unos días mas cortos, con un tiempo mas incierto pese al suave mes de noviembre que estamos teniendo, me enfrentaba al hecho de que el curso avanza y los exámenes se acercan todo eso lo asumía. Sin embargo, una vez mas, (¿por qué volveré a sorprenderme por ello una vez tras otra…?) me encontré con un desinterés general “porque no son sitios famosos” “¿Eso qué es? ¿Donde está?” Si me insultan, creo que no me duele tanto como el desconocimiento de una comunidad como Castilla y León. Es cierto que en los colegios de la región se está trabajando mucho para difundir el patrimonio entre los escolares, pero lo echo en falta en el resto de España. Y la ignorancia es una forma de ruina. Lo digo por escrito, cuando hablo y con música como en el caso del video “Patrimonio para jóvenes, proyecto”.

Oña es un lugar sensacional  para disfrutar del monte, del senderismo, pero además tiene una historia rica, llena de avatares, con un impresionante monasterio;  San Salvador. En verano, en el mes de agosto, los onienses hacen una gran  y cada vez mas famosa representación sobre la fundación de este monasterio de San Salvador. Estoy hablando de El Cronicón.
OÑa
Los que vinieron se asombraron, primero por el entorno natural, y luego con el monasterio. Un espacio que resulta complejo para explicar y para comprender. Su historia es cualquier cosa menos monótona o apacible, desde la fundación , la introducción años mas tarde de los monjes benedictinos, su desaparición con la desamortización de Mendizábal, la llegada de los Jesuitas y la transformación del monasterio en el Colegio Máximo… todo son circunstancias que han afectado a la configuración del edificio y a sus bienes muebles.
A los chicos les encantó la sillería , el claustro gótico-flamígero (atención… pregunta… dije; ¿Que diferencias encontramos con un claustro Románico? ) y en la sala capitular ( hoy convertida en un museo con piezas románicas) los arcos policromados pertenecientes al primitivo claustro románico del XII y la arquería de la Última Cena que estuvo decorando el refectorio del monasterio benedictino.
Oña
Algunos que han visto ya las fotos después de nuestra excursión han dicho ¡Ahhh, qué chulo… tenía que haber ido! Teníamos pensado visitar también “El jardín se mueve” una exposición de arte contemporáneo en los jardines adjuntos al monasterio pero empezó a llover, Clara temió por su cámara, y además nos entró hambre. Nos fuimos a comer con el párroco Don Cecilio Adrián Haro y tuvimos una charleta estupenda en el restaurante El rincón del convento donde nos atendió Alejandro, majísimo, y al final se quedó con una tarjetita de Patrimonio para jóvenes.
Nada mas comer y para aprovechar la luz del día nos fuimos a Frías en donde comprobamos que el nombre le viene al pueblo de maravilla. Es espectacular pasear entre su trazado medieval y las casas colgadas.
La subida al castillo merece la pena por las vistas que ofrece y porque impresiona, como en Loarre aunque en este caso el castillo sea mucho mas pequeño, su construcción en lo alto y sobre rocas. Soplaba el viento con ganas esa tarde..

Oña

Yo me quedé con ganas de volver cuando mejore el tiempo y los días alarguen para disfrutar de las rutas de senderismo. Las hay de corto y gran recorrido que ganas…. Hubo buen humor, nos lo pasamos bien y ahora que escribo veo lo rápido que avanzan los meses. La semana que viene no habrá post porque estaré viajando, descubriendo rutas, abriendo caminos, trabajando para que no nos invada la ruina de no conocer lugares, de ignorarlos. Pero necesito también conocer personas, buscar gente que como en Oña y Frías reciban bien a mis chicos, vayan tres o treinta. Entre que me voy y vuelvo… antes de navidades.., solo me queda un post…

Os dejo con el saludito desde el castillo de Frías de Ismael, Jonathan y James muy inspirados pese al frío, como veis… Hasta la próxima. Y como siempre, os animo a seguirnos en Facebook.

You Might Also Like

4 Comentarios

  • Responder
    Anónimo
    24/11/2014 at 23:35

    ¿De que día son las fotos? Gracias.

    • Responder
      Patrimonio para jóvenes
      25/11/2014 at 09:22

      Perdón pero al ser una pregunta sin firmar, no se a quien respondo ni la razón de la pregunta. Por favor, firmad siempre los comentarios

  • Responder
    Anónimo
    25/11/2014 at 08:48

    del sabado 22 de noviembre

  • Responder
    Patrimonio para jóvenes
    02/12/2014 at 15:53

    Recibo hoy un comentario del ayuntamiento de Oña, donde amablemente nos dan su web ( aunque creo que es el mismo enlace que he dejado en el post, donde pone "Oña" ) estoy sin ordenador y desde el móvil no se si he dado a eliminar en lugar de publicar. Con todo quiero dejar aquí otra vez la web del ayuntamiento http://www.ayuntamientoona.com/ Gracias por vuestra atención a nuestro proyecto

  • Escribir un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.