Blog

Escultura y chocolate: una actividad urbana para alumnos de primaria

Último post del 2014… que sensación mas extraña, el año ha pasado muy deprisa. Esta actividad que hoy presento la hicimos a finales de Noviembre pero, como ya dije en RRSS, estaba perdida y/o recogida por tierras castellanas y no pude escribir la semana pasada.
“Escultura y chocolate” se preparó para niños de 5º de Primaria y con la ayuda de  la utilísima Guía de escultura urbana en Pamplona. Una guía en internet, en las bibliotecas públicas de Pamplona,  un medio por tanto  al alcance de cualquiera.

 

Primero elegí un trayecto que fuera accesible y agradable  para niños, era fácil ¡parques! Pensé en las distancias ya que iban a tener que correr dada la dinámica del juego . Quería también que vieran tipos de escultura muy diferentes y que las vieran al detalle.Como he hecho en otras ocasiones y para que pudieran observar bien las obras en altura, sugerí que llevasen prismáticos. Opté por algunas de las esculturas situadas entre el Parque de la Taconera y la Ciudadela de Pamplona para terminar merendando chocolate con churros en el emblemático Café Iruña.

Justo al encontrarnos para comenzar la visita  me advirtió un niño: “Creo que esto de la escultura va a ser aburrido”…en fin, ahí estaba el reto. Les entregué unas fotografías con un detalle de cada una de las esculturas, se dividieron en grupos y salían corriendo a buscar la obra concreta y el detalle. Era entonces momento de pararse y pensar, ¿Qué vemos? ¿ Nos habíamos fijado antes de venir hoy? ¿Qué nos dice? ¿Te gusta? Y a partir de esas preguntas y sus respuestas, explicaba, muy brevemente cada una de las esculturas.

Les llamó mucho la atención el “Diálogo a seis” de Alberto Orella en la Vuelta del Castillo. El asunto de interés fue poder  ver el parque fragmentado si miraban entre los espacios.

Las esculturas que vimos por si os apetece echar un vistazo en la web arriba indicada con la guía fueron: en el parque de la Taconera “Monumento a Julián Gayarre” de Fructuoso Orduna, (por cierto que al  preguntarles quién pensaban que era me contestaron que San Francisco Javier), “La Beneficencia” (o Mari Blanca como se la conoce mejor) de Julián San Martín y Luis Paret y “Polifemo” de José Ramón Anda.

Polifemo

En la Vuelta del Castillo el Diálogo a seis indicado mas arriba y El primer beso de Jesús Alberto Eslava.

Ya dentro de la Ciudadela elegí “Raices del cielo” de Ricardo Ugarte de Zubiarráin y sobre todo hice hincapié en  la obra de Jorge Oteiza “Retrato de un gudari llamado Odiseo” para recordarles de paso que pueden visitar el Museo Oteiza en Alzuza y así conocer mejor a este escultor.

Es curioso comprobar lo fascinante que es  para los niños el hueco, el espacio. Cerca de esta escultura de Oteiza hay otra llamada precisamente “Huecos” de Vicente Larrea y se ha convertido en una especie de atracción donde los niños se encaraman y se esconden. Desconozco si es esto lo que buscaba el artista cosa que dudo.

Fue una tarde estupenda, nos acompañó el tiempo, creo que fue el útlimo día de sol y temperatura suave , los niños corrieron como locos buscando las esculturas y al final el que supuso que se iba a aburrir me dijo que se lo pasó muy bien. No hacía falta más… ¿o sí hacía falta?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pocas esculturas para no cansarles, juegos y merienda al final. Me contaron que no se habían fijado antes de esa tarde en algunas de las obras  que vimos. Por ejemplo coemtaron que habían estado varias veces en la Taconera pero no habían visto a “la Mari Blanca” Observar, despertar curiosidades y dejar buen sabor de boca. De eso se trataba. Faltó  una cosilla: Resulta que les propuse a todos crear su propia escultura, pequeña, con plastilina por ejemplo después hacer una foto y así yo en este post podía también publicar sus propuestas de esculturas. No he recibido ni una. Otro tanto ha ocurrido a lo largo del año cuando les he propuesto una colaboración escribiendo ellos el post. Nada. Salvo María Odériz que se atrevió con el asunto desde Teruel y por cierto que al publicar ese post el número de visitas al blog  fue descomunal. Por aquella intervención ganó el premio Museo Diocesano de Jaca. Aquí va la foto de recuerdo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Otro tanto suele ocurrir con los universitarios cuando les sugiero que escriban en el blog sus propios comentarios, su conclusión personal o aquello que les ha gustado más. Muy difícil sacarles de un “me gusta” en facebook. O lo más llamativo; alguna vez me hacen jugosos comentarios por WhatsApp y por no sé… ¿miedo al ridículo?… no los hacen en público.Confieso que me sienta fatal.  Tengo que pensar sobre este asunto de la pereza de la creatividad, de la expresión , del pensamiento. Quiero pensar porque no me gusta la queja facilona y echar la culpa a sistemas, a entes.. lo que  al final es tanto como diluir  las responsabilidades personales, las de cada uno. Y sobre todo, quiero pensar en aportar soluciones por pequeñas que sean a este problema que detecto pero que en ningún modo creo que os lo descubro a nadie como algo nuevo.

¡Feliz semana a todos! Y como siempre recordaros que podeis seguir a Patrimonio para jóvenes en facebook.

You Might Also Like

Sin comentarios

Escribir un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.