Blog

Pintarse los ojos

                DEJAR QUE EL MUSEO HABLE

Cuando me acerco a un lugar ( un pueblo, un museo..) para preparar una actividad de patrimonio para jóvenes, pocas veces voy con una idea preconcebida sobre qué quiero hacer. Considero si es fácil o difícil llegar, como me reciben y me atienden, etc. Y en un museo, miro y remiro la colección permanente. Y dejo que me hable. Eso hice también en el Museo Gustavo de Maeztu de Estella y han salido distintos proyectos. Uno de ellos “ Los Mundos de Maeztu” podéis verlo en una entrada antigua de este blog. Fue una de nuestras primeras actividades del 18.

      LOS OJOS Y LOS ROSTROS

Sin embargo, “ Pintarse los ojos” no fue una idea que surgió de golpe, espontánea. Fue viendo las primeras fotos de Clara Frago en el Museo, y preparando el guión de un video que está en marcha.

El tratamiento de los rostros, y de los ojos en los personajes de Maeztu me pareció que daba juego. Y efectivamente lo dio.

                PREGUNTAR A UNOS Y OTROS

Lo comenté en el Museo y les pareció una buena idea. Tanteé , en este caso sobre todo al público femenino, y también gustó. Quedaba por tanto encontrar a maquilladores profesionales que quisieran ir al museo.

                 BUSCAR ( Y ENCONTRAR) A LOS MAQUILLADORES

Se trataba de encontrar a profesionales de prestigio, pero a la vez accesibles a los presupuestos y posibilidades de Patrimonio para jóvenes. El asunto sin embargo no era del todo fácil. Unos eran carísimos, otros no me ofrecían garantías o no me parecían serios en la manera de tratar y programar el asunto. Otros no se trasladaban fuera de Pamplona.

Di por fin con Arturo Nuez y Ana Cuadrado de la firma Bobbi Brown. Había encontrado a quien necesitaba encontrar.

         EL PLACER DE TRABAJAR ENTRE DISTINTAS ENTIDADES

Preparar este evento supuso un ejercicio de comunicación entre Arturo y Ana por un lado, patrimonio para jóvenes y el museo. Fruto de esa buena comunicación surgió esta actividad preciosa. Tras hacer un breve recorrido por algunas de las obras de Maeztu, fijándonos sobre todo en el tratamiento de los ojos, Arturo y Ana dirigieron el taller práctico.

      CONSEJOS SENCILLOS Y CLASE MUY PRÁCTICA

Fue una clase amena en la que estuvimos rodeadas de arte, de lienzos y de un buen ambiente.

Además asombramos a los visitantes que llegaban al museo y veían todo ese despliegue de espejos, pinturas y pinceles… pero no para pintar lienzos, sino nuestras propias caras.

   UN BUEN CARTEL ANUNCIADOR

Como siempre Clara Frago diseñó un cartel precioso para difundir el evento. Y otra vez, una mas, la misma sensación: El tiempo que empleamos en preparar cada actividad, idas y venidas, mail por aquí mail por allá… y luego, todo pasa, rápidamente pasa a ser parte de la historia de Patrimonio para jóvenes.

Una historia cada vez mejor hilada y mas apasionante. Gracias a todos. Y el próximo día, hablaremos del toque de campanas en Arellano.

 

You Might Also Like

Sin comentarios

Escribir un comentario