Browsing Tag

Álvaro de Goñi Cambra

Blog

Preservar lo vivido. Archivos familiares

           En busca de un archivo

 Preservar lo vivido, o lo que quiere ser recordado , en cualquier caso, guardar, archivar, conservar.

Esta entrada que escribo tiene su origen en 2018. Es , por decirlo así, tarea pendiente del año pasado.

Una mañana de Enero. Una lista hecha a mano para hacer una pregunta. Los nombres y las entidades, según me vienen a la mente, o según se me ocurren, que viene a ser lo mismo. Javier Garisoain está en quinto lugar de una lista de 17 .

Ninguno de los anteriores contesta al teléfono. Alguien con un mensaje, “ te llamo mas tarde”. Javier me responde y entonces le expongo la cuestión .

Estábamos buscando un archivo para poder empezar a trabajar en él. Teníamos las circunstancias propicias y a la persona idónea para dicha tarea: Marta Castaño.

           Una entrevista en Urroz Villa

Qué casualidad. Hacía muy poco que había fallecido el padre de Javier,  Miguel Garisoain Fernández. Javier había recogido un montón de cajas con “ cosas” guardadas por el difunto. Cuenta que mientras las almacenaba, pensaba qué sería de todo ese material. A saber cuándo iba a tener tiempo para sentarse, empezar a abrir todo aquello y saber qué había. Marta Castaño llegaba como un ángel, como un hada, como una maravillosa oportunidad.

Marta y Javier se entrevistaron. Javier le contó sobre su padre, Marta explicó sobre el tiempo del que disponía, sobre lo que se sentía capaz de hacer y sobre lo que pensaba que no iba a llegar. Y así comenzó la aventura de Urroz Villa en la casa del Librero de Urroz.

Por mi parte, y en nombre de la asociación, le dije a Javier que ese trabajo tenía que hacerse público y por tanto dar a conocer la existencia de ese archivo, también. Y accedió . Y aquí estamos.

          Y Marta no perdió los papeles

Por si alguien es nuevo por este blog, recuerdo algunas de los trabajos mas interesantes de Marta en Patrimonio para jóvenes. Junto a Álvaro de Goñi Cambra, investigó sobre un asunto curioso de una campana en Arellano. La historia aquí

Marta nos explicó el proceso de su trabajo. Para hacer mas dinámico el encuentro hizo preguntas

−¿ Qué haríais ante un archivo sin abrir? −A lo que empezaron las respuestas :

Agobiarme, empezar por abrir cajas y ver qué hay para luego pensar cómo ordenar…

Y Marta –no −lo primero hablar con las personas. Con quien te da acceso a ese archivo, y que te cuente su relación con esa persona , con la historia que vas a manejar en directo.

Crear vínculos, conocer a la gente . Saber qué tienes entre manos.

Después expuso los criterios que había seguido para poner orden y lo hizo ante los archivadores que ella misma había organizado. La política, los asuntos familiares, el colegio de farmacéuticos, asuntos sobre una empresa de colchones … eran algunos de los temas diferenciados y clasificados por Marta.

El panorama y la diferencia entre lo que se encontró y cómo ha quedado al final, queda claro. Ved la foto que abre esta entrada y el aspecto de las mismas estanterías antes

Eso sí, Marta no perdió los papeles, ni la sonrisa,  nunca . Aquí está en plena faena durante el pasado invierno.

Ha dejado además una memoria con los criterios que ha seguido.

A propósito de esto, recalcó lo importante que es , si organizamos una archivo familiar o el nuestro propio, dejar bien claro el criterio de orden y los asuntos correspondientes. Todo para facilitar su manejo cuando faltemos para dar explicaciones.

       Redes sociales: Lo que dejamos contado

También hablamos de la huella digital. Qué dejamos contado, si es exactamente lo que queremos contar, y el problema de no contar nada en papel, no tener material para ordenar , preservar y dejar a quienes nos sucedan. O el problema de contar mucho pero no contar nada relevante…

Todo quedó apuntado, con sugerencias para otras sesiones

        Una invitada de lujo

Ana Hueso Pérez , técnico superior de archivos y archivera en el ayuntamiento de Pamplona con mucha solera. Ella respondió a cuestiones legales y temas muy prácticos.

Gracias Ana por venir.

         Paseo y aperitivo

Siempre, siempre, siempre, prometo que no va caer una chapa mortal, algo que de entrada temen los chavales. Así que en una horita dejamos una pincelada dada sobre asuntos de mucho peso, y nos fuimos a disfrutar del buen día. Y como no, a disfrutar de los espacios, a vivir y experimentar el patrimonio , que es lo nuestro.

Gracias Javier y María José por recibirnos en vuestra casa con tanto cariño y por esas tortillas de patata y empanadas tan requetebuenas de las que disfrutamos en un día precioso. Por cierto, asunto al que se apuntaron raudos todos los niños que andaban por allí.

 

Blog

Campanas en Arellano

              Un mail en una tarde de invierno

 A principios de año,  llegaba al mail de la asociación patrimonio para jóvenes una notificación interesante : Hispania Nostra  junto con los Campaners de Albaida  convocaban a todos los campaneros de España y Europa a un toque manual de campanas el día 21 de Abril a las 12. El motivo : Reivindicar el valor de este toque y proponer que sea reconocido como Patrimonio Mundial de la Humanidad. Un patrimonio inmaterial que a nuestro juicio, efectivamente , debe ser protegido y reconocido. Con este toque también se pretendía celebrar el 2018 como Año Europeo del Patrimonio cultural.

¿ Qué se podía hacer desde patrimonio para jóvenes? Dirigirnos a un campanario pequeño, de una pequeña localidad. Lo propio de nuestra asociación, dar luz y taquígrafos a esos lugares llenos de encanto y con valor patrimonial que quedan perdidos, olvidados por los turistas. Elegimos Arellano y lo anunciamos así con este video y con este otro: mira

ARELLANO

El toque manual de campanas brilla con luz propia en Navarra en la Catedral de Pamplona y en Artajona. Sus campanarios y sus campaneros no necesitaban del altavoz que es Patrimonio para jóvenes.

Arellano, una pequeña localidad de Tierra Estella, por la que no se pasa, hay que ir. Tampoco la Villa Romana de Arellano, algo mas famosa, es de fácil acceso.

Hacía un par de años que en una visita de la asociación  a Arellano encontramos algo curioso: El nombre de una mujer en el yugo de una campana “En memoria de Victoriana Arizaleta” . Entonces, dos jóvenes de nuestro equipo investigaron su historia. Puedes leer la entrada sobre aquel asunto aquí

Estaba claro… las campanas de Arellano tenían que volver a sonar y a hacerlo con fuerza.

         La Torre Campanario

“Esta torre es una réplica de la de Santo Domingo de la Calzada” – nos explicaba con orgullo y alegría Don Enrique, el párroco de San Román. Y desde esa torre, hicimos el toque manual que se podía, el toque de Angelus. Álvaro de Goñi Cambra , arellanes de los pies a la cabeza, se encargó de hacerlo. El video forma ya parte de esa colección de videos del evento primaveral. para ver el video del toque de Angelus en Arellano haz click aquí

Tras el toque de Angelus y para dar solemnidad al momento y unirnos a toda Europa hubo un prolongado toque de gloria, de casi 10 minutos, que dio mucho ambiente de alegría.

          ¿ Y tras el toque de campanas, qué?

 Un toque de campanas es alegre y vistoso, pero en general es breve, y en el caso de Arellano, muy breve. ¿ Qué podíamos hacer para recompensar a todos los que viajaban hasta allí? Por supuesto, nadie podía perderse una visita a las preciosas pinturas murales. ” Las pinceladuras” son características de San Román de Arellano. Su párroco don Enrique nos las explicó estupendamente

 Los artistas denominaban “pinceladuras”  a las pinturas murales al temple de las iglesias. En Navarra, el único conjunto de iglesia totalmente pincelada en el siglo XVI que ha sido descubierta y restaurada ha sido precisamente esta iglesia de San Román de Arellano. Estas pinturas han sido detalladamente estudiadas por Pedro Echeverría, profesor de Historia del Arte de la Universidad del Pais Vasco.

Llama la atención el gran San Cristóbal. También la ilusión óptica de ver ladrillos en la cubierta, cuando en realidad están pintados.Las  frases del Magjificat recorriendo la nave.. el color, todo el conjunto desprende una magia especial y merece ser conocido y visitado.

Qué mejor que un toque de campanas para llamar la atención sobre San Román.

Para los niños hubo paseo en tractor por los campos del pueblo.

Antes vieron semillas de borraja y lechuga y esas semillas se sortearon para que los afortunados del sortero, cultivaran la borraja o la lechuga en sus casas. ¿Qué tal irán esos cultivos?  El paseo en tractor fascinó a la chiquillería y fue una manera de entrar en contacto con el mundo de los agricultores y de los cultivos. Algo a veces tan desconocido para quienes crecen en ciudades. En nombre propio y en el de toda la asociación, agradezco de todo corazón a Daniel de Goñi Cambra su dedicación y su entrega con los niños. Fue generoso con su tractor y su paseo a lo largo de la mañana. Creo que nunca se había sentido tan protagonista. Daniel  no daba crédito con el entusiasmo de los mas peques.

       Ambiente y color

Quienes también aportaron color y ambiente al día fueron las moteras que se animaron a acompañarnos.

Fue un día de encuentros, de ratos amables, de conocer a gente nueva y presentar nuestra asociación. Fue un día para todos, para peques, jóvenes, mayores y muy mayores. Fue un día muy muy entrañable.

Entre tractores y motos, tampoco nos perdimos la visita a la torre atalaya. Otro BIC restaurado, con sus paneles explicativos alrededor, y otro BIC también poco conocido. Es pequeña, pero se accede bien a lo alto y desde allí las vistas son preciosas

Juan Roldán con su curiosidades de arquitecto, hizo atento sus propias fotos, en la torre, desde la torre y dentro del campanario. Al campanario solo subieron algunos de los mayores, y quienes estaban participando en la organización del evento. Los peques querían pero no les dejamos por seguridad

Un broche de oro para el cierre de las actividades en el curso 17/18. Vaya bullicio que hubo en el tranquilo pueblo de Arellano

Y qué amables Melchor y Alexia que al vernos pasar delante de su casa, nos saludaron, nos preguntaron qué era aquello y qué pasaba y acabamos tomando un refresco y de charleta en su casa

Este curso patrimonio para jóvenes ha ido sobre ruedas. Y como siempre, el tiempo dirá hasta donde llegamos. De momento, sabemos cómo comenzó esta historia y hasta donde hemos llegado. Y ha sido bonito. Ha sido todo muy bonito, muy enriquecedor, muy vivo.