Browsing Tag

Año Europeo del Patrimonio cultural

Blog

Jornadas Europeas de Patrimonio en la Cendea de Cizur

Lo contradictorio de las Jornadas Europeas de Patrimonio

La Jornadas Europeas de Patrimonio se promueven, anualmente desde el Consejo de Europa. A principios de Junio , la Dirección General de Cultura, las convocaba en Navarra para los días 28, 29 y 30 de Septiembre. Se puede leer la noticia, aquí

El 26 de Septiembre se presentaba el programa completo de estas jornadas en Navarra, así Hace dos años, desde Patrimonio para jóvenes propusimos actividades para estas jornadas en Genevilla. Así fueron

Entonces, como ahora, en el 2018, nos encontramos con la primera dificultad. Nos presentábamos en los ayuntamientos pero estos desconocían de qué estábamos hablando. Así, lo primero que hubo que hacer, entonces y ahora, era empezar a explicar de qué se trataba.

Por otro lado, son muchas las localidades que cada año participan y muy satisfactoria la acogida entre el público. Un público que también pregunta, pero esto… ¿ desde cuándo es ? ¿ y lo podemos celebrar mas veces o es si te toca? etc. etc. De un lado, hay mucha participación, pero también se percibe que podía ser todavía mayor.

Desde Patrimonio para jóvenes hemos querido celebrarlas de manera muy especial dado que 2018 es el Año Europeo del Patrimonio Cultural. Algo que ni en Navarra, ni en otras Comunidades Autónomas lo saben todos los concejales de cultura. Ojo al dato. “Pues no tenía ni idea” se lo he escuchado decir a varios, unos de aquí, otros de allá, otros de mucho mas allá…

                 Para hacer camino, andar.

No nos quedaba otra que volver a explicar todo, enseñar las webs pertinentes, enseñar la nuestra y enseñar lo que hicimos en Genevilla. Volver a explicarlo desde el principio. Todo se puso en marcha y a finales de Junio el programa estaba ya perfilado. Un programa amplio, para todos los públicos, con  distintos intereses y por tanto, distinta manera de acercarse al patrimonio. Algo que nos facilitaba mucho las cosas desde el punto de vista organizativo; Gazólaz y Larraya están muy cerquita de Pamplona. Muy cerca, pero otra vez, constatamos que no se conocen tanto como se pudiera suponer.

Antes de contar en qué consitió nuestra celebración, quiero dar las gracias a Rosa Novoa Ibarra por su ayuda y a todas las personas del ayuntamiento y del Concejo por su amabilidad y atención en todo momento. La simpatía y la acogida de los lugareños tanto en Gazólaz , como en Larraya, ha sido una preciosidad. Como muestra, vaya esta imagen con Lucía Ruíz Ullate , una de nuestras socias mas jóvenes entre Visi y Martín, junto al palacio cabo de armería en Larraya. Para saber más sobre los Palacios Cabo de Armería, leer aquí

          El arte de compartir. Compartir la Cendea.

El arte de compartir era el lema general para este año. Así que nosostros decidimos añadir “compartir la Cendea” y se iba a concretar de la siguiente manera : Compartiendo vivencias y buenos ratos en torno a los pórticos de la Iglesia de la Purificación de Gazólaz y San Román de Larraya. Había que tener en cuenta los frontones de las localidades y en el caso de Larraya, también el Palacio Cabo de Armería . Mayores, jóvenes y niños, todos iban a tener cabida en la gran fiesta del patrimonio.

             Empezar y acabar con música

Ya he dicho mas arriba que nuestra intención era celebrar de manera especial dada la importancia del año 18 en materia de difusión de patrimonio. El pórtico de Gazólaz, adornado con velas y flores se llenó de música, y el ambiente era precioso. Estábamos dando vida a un pórtico… Primero, en el atardecer del viernes, actuaron Alicia Griffiths  y Eki Ocaña . La flauta travesera y el arpa crearon un ambiente mágico… a ello hay que añadir que la temperarura era suave, se estaba de maravillal en aquel atardecer.

 

Muy importante en estas jornadas era también potenciar la creatividad. Promover la participación, no ser sólo espectador. Así, propusimos a una alumna de Diseño que nos decorase el entorno para la ocasión. Tenía que tener en cuenta que todo lo que hicera fuese de “quita y pon” y sin dejar rastro. Estábamos bajo un pórtico Bien de Interés Cultural. Elena Vela , además de las flores, adornó con notas musicales el camino hacia Santa María y aprendió que significa , hablando de patrimonio, ser BIC.  Así de bonito quedó el suelo de Gazólaz.

Las flores, que por cuestión de presupuestos, no eran naturales, quedaron también preciosas. Aquí está Elena en plena faena

Y nos fuimos como llegamos… con otro concierto. En la tarde del sábado 29, la música fue bien distinta, pero sonaba igual de bien. Se volvía a crear un ambiente cálido, especial en torno a un pórtico. Esta vez era el turno del Jazz “Jazz en el pórtico ” con Iñaki Rodríguez Fernández, Luisa Brito y Ramón García.

La música suena muuuuy bien bajo los pórticos.

   Y entre concierto y concierto,  aprender arte y disfrutar del deporte

Lo dicho. Que no faltó de nada. Si estupendos eran los conciertos, bueno era conocer mejor dónde estábamos. Para ello, en Gazólaz se encargó primero Clara Fernández-Ladreda, profesora de Historia del Arte y especializada en arte medieval. Con ella conocimos bien la estructura y la iconografía del interesante pórtico de la iglesia de Santa María . Sobre la afluencia a esta visita, no hay mas que ver la foto con la que abre esta entrada del blog.

A Clara , le siguió Marta Castaño, otra joven de la asociación Patrimonio para jóvenes. Ella se encargó de la original actividad “letras bajo el pórtico “.

Propuso una serie de lecturas que luego los participantes tenían que relacionar con la iconografía de los capiteles, de la portada y del tímpano. Además, dejó un cuaderno para que la gente escribiera microrrelatos que se le ocurriesen a propósito del espacio donde estábamos.

Y el juego en el frontón….

De la mano de Miguel Ayape y Diego Echagüe , nunca mejor dicho lo de ” la mano” tuvimos una demostración preciosa de esta modalidad de juego en el frontón.

En nuestras redes sociales , tanto en Facebook como en Instagram hay un video y se ve lo requetebien que juegan. Gracias a Juan Barriola por todo el interés que puso en ayudarnos en la celebración de este evento.

        Para los peques,para los mayores,  para compartir.

Los pórticos han servido a lo largo de la historia para funciones litúrgicas, para reuniones de los pueblos, para juegos, para “acogerse a sagrado”, han tenido fines funerarios y lo mas simple, han servido para cobijarse. Ese dar cobijo nos sirvió para recibir a un grupo de la asociación de encajeras de Pamplona . Un amor de señoras que nos demostraron cómo se hace el encaje de bolillos. Los encajes han sido tradición en los trajes populares, los ajuares, adornos de las casas e indumentaria litúrgica. Pero muy poca gente conoce la dificultad de esta labor. Y lo curioso que resulta verlo hacer.

Mientras las encajeras trabajaban y explicaban lo que hacían, muy cerca de ellas estaban los niños recreando , a su manera, la iconografía de los capiteles del pórtico.

             Y la expectación de Larraya

La pequeña y escondida localidad de Larraya, tiene su interés desde el punto de vista del patrimonio, y resulta curiosa. No precisamente porque se encuentre nada de gran riqueza o suntuoso. En su sencillez y humildad está su encanto. Hace ya algunos años patrimonio para jóvenes se dio un paseo mañanero/navideño por allí. Si lo quieres descubrir o recordar, pincha aquí

Ahora en el 2018, Lucía Ruíz Ullate era la encargada de hacernos disfrutar de este lugar. Patrimonio para jóvenes en estado puro. Hacer sujetos activos  a nuestros socios.  O al menos a todos lo que quieren aprender. Lucía tuvo que visitar varias veces Larraya, estudiar y conocer bien la iglesia, conocer el palacio cabo de armería, la identidad de la Cendea de Cizur… y luego explicarlo.

Acudió mucha gente, ¡A las cinco de la tarde y un sábado!!! ¡Qué alegría nos dio! Lucía enseñó, aprendió ella y desde luego Larraya queda en su memoria. La gente la escuchó con atención y cariño y al final se llevó un aplauso cerrado.

La gente de Larraya se sintió muy orgullosa de que prestásemos atención a su pueblo en unos días tan importantes como los de las Jornadas Europeas de Patrimonio.

Algunas de las personas que se acercaron a compartir estas jornadas con nosotros, disfrutaron también de una comida en el Asador -sidrería Martintxo

Se quedaron encantados con la degustación de platos navarros y se encontraron con la agradable sorpresa de ver que nuestro programa estaba entre su carta

Han sido días estupendos. Un disfrute y una oportunidad de conocer a gente maravillosa  y compartir con todos nuestro patrimonio.

 

Blog

Campanas en Arellano

              Un mail en una tarde de invierno

 A principios de año,  llegaba al mail de la asociación patrimonio para jóvenes una notificación interesante : Hispania Nostra  junto con los Campaners de Albaida  convocaban a todos los campaneros de España y Europa a un toque manual de campanas el día 21 de Abril a las 12. El motivo : Reivindicar el valor de este toque y proponer que sea reconocido como Patrimonio Mundial de la Humanidad. Un patrimonio inmaterial que a nuestro juicio, efectivamente , debe ser protegido y reconocido. Con este toque también se pretendía celebrar el 2018 como Año Europeo del Patrimonio cultural.

¿ Qué se podía hacer desde patrimonio para jóvenes? Dirigirnos a un campanario pequeño, de una pequeña localidad. Lo propio de nuestra asociación, dar luz y taquígrafos a esos lugares llenos de encanto y con valor patrimonial que quedan perdidos, olvidados por los turistas. Elegimos Arellano y lo anunciamos así con este video y con este otro: mira

ARELLANO

El toque manual de campanas brilla con luz propia en Navarra en la Catedral de Pamplona y en Artajona. Sus campanarios y sus campaneros no necesitaban del altavoz que es Patrimonio para jóvenes.

Arellano, una pequeña localidad de Tierra Estella, por la que no se pasa, hay que ir. Tampoco la Villa Romana de Arellano, algo mas famosa, es de fácil acceso.

Hacía un par de años que en una visita de la asociación  a Arellano encontramos algo curioso: El nombre de una mujer en el yugo de una campana “En memoria de Victoriana Arizaleta” . Entonces, dos jóvenes de nuestro equipo investigaron su historia. Puedes leer la entrada sobre aquel asunto aquí

Estaba claro… las campanas de Arellano tenían que volver a sonar y a hacerlo con fuerza.

         La Torre Campanario

“Esta torre es una réplica de la de Santo Domingo de la Calzada” – nos explicaba con orgullo y alegría Don Enrique, el párroco de San Román. Y desde esa torre, hicimos el toque manual que se podía, el toque de Angelus. Álvaro de Goñi Cambra , arellanes de los pies a la cabeza, se encargó de hacerlo. El video forma ya parte de esa colección de videos del evento primaveral. para ver el video del toque de Angelus en Arellano haz click aquí

Tras el toque de Angelus y para dar solemnidad al momento y unirnos a toda Europa hubo un prolongado toque de gloria, de casi 10 minutos, que dio mucho ambiente de alegría.

          ¿ Y tras el toque de campanas, qué?

 Un toque de campanas es alegre y vistoso, pero en general es breve, y en el caso de Arellano, muy breve. ¿ Qué podíamos hacer para recompensar a todos los que viajaban hasta allí? Por supuesto, nadie podía perderse una visita a las preciosas pinturas murales. ” Las pinceladuras” son características de San Román de Arellano. Su párroco don Enrique nos las explicó estupendamente

 Los artistas denominaban “pinceladuras”  a las pinturas murales al temple de las iglesias. En Navarra, el único conjunto de iglesia totalmente pincelada en el siglo XVI que ha sido descubierta y restaurada ha sido precisamente esta iglesia de San Román de Arellano. Estas pinturas han sido detalladamente estudiadas por Pedro Echeverría, profesor de Historia del Arte de la Universidad del Pais Vasco.

Llama la atención el gran San Cristóbal. También la ilusión óptica de ver ladrillos en la cubierta, cuando en realidad están pintados.Las  frases del Magjificat recorriendo la nave.. el color, todo el conjunto desprende una magia especial y merece ser conocido y visitado.

Qué mejor que un toque de campanas para llamar la atención sobre San Román.

Para los niños hubo paseo en tractor por los campos del pueblo.

Antes vieron semillas de borraja y lechuga y esas semillas se sortearon para que los afortunados del sortero, cultivaran la borraja o la lechuga en sus casas. ¿Qué tal irán esos cultivos?  El paseo en tractor fascinó a la chiquillería y fue una manera de entrar en contacto con el mundo de los agricultores y de los cultivos. Algo a veces tan desconocido para quienes crecen en ciudades. En nombre propio y en el de toda la asociación, agradezco de todo corazón a Daniel de Goñi Cambra su dedicación y su entrega con los niños. Fue generoso con su tractor y su paseo a lo largo de la mañana. Creo que nunca se había sentido tan protagonista. Daniel  no daba crédito con el entusiasmo de los mas peques.

       Ambiente y color

Quienes también aportaron color y ambiente al día fueron las moteras que se animaron a acompañarnos.

Fue un día de encuentros, de ratos amables, de conocer a gente nueva y presentar nuestra asociación. Fue un día para todos, para peques, jóvenes, mayores y muy mayores. Fue un día muy muy entrañable.

Entre tractores y motos, tampoco nos perdimos la visita a la torre atalaya. Otro BIC restaurado, con sus paneles explicativos alrededor, y otro BIC también poco conocido. Es pequeña, pero se accede bien a lo alto y desde allí las vistas son preciosas

Juan Roldán con su curiosidades de arquitecto, hizo atento sus propias fotos, en la torre, desde la torre y dentro del campanario. Al campanario solo subieron algunos de los mayores, y quienes estaban participando en la organización del evento. Los peques querían pero no les dejamos por seguridad

Un broche de oro para el cierre de las actividades en el curso 17/18. Vaya bullicio que hubo en el tranquilo pueblo de Arellano

Y qué amables Melchor y Alexia que al vernos pasar delante de su casa, nos saludaron, nos preguntaron qué era aquello y qué pasaba y acabamos tomando un refresco y de charleta en su casa

Este curso patrimonio para jóvenes ha ido sobre ruedas. Y como siempre, el tiempo dirá hasta donde llegamos. De momento, sabemos cómo comenzó esta historia y hasta donde hemos llegado. Y ha sido bonito. Ha sido todo muy bonito, muy enriquecedor, muy vivo.