Browsing Tag

Castilla La Mancha

Blog

De La Alcarria a Navarra

                       ¿ Ir a Pamplona ?….

       Una vez que los navarros , acompañados de algunos de Cuenca y de Miranda de Ebro , viajaron a Pastrana, tocaba el viaje a la inversa.

Había que atreverse. Los que iban y venían tenían que atreverse si, a romper la rutina, a contactar con gente nueva , convivir en con familias con las que solo habían contactado por mail. Tenían la garantía que Celia y yo dábamos en un lado y en otro, pero nada mas.

¿ Qué os viene a la mente al escuchar “Pamplona”? — fue mi pregunta.

Las fiestas de San Fermín y especialmente el encierro. Y sobre Navarra, nada diferente, lo mismo.

                  La paradoja de los clichés

Vivimos en el mundo de las redes sociales, del acceso fácil y rápido a cualquier tipo de contenido o información. Y sin embargo, paradójicamente, siguen los clichés, el desconocimiento y la desinformación. Los pastraneros pensaban en Navarra=Pamplona =Sanfermines.

Los navarros, el día que les propusimos el viaje a Pastrana, ni siquiera tenían una idea sobre el lugar. No sabían ni de su existencia.

                     Elegir un contenido

En un viaje de fin de semana es mejor no querer abarcar muchas cosas. Desde Patrimonio para jóvenes nos propusimos cosas pequeñas, concretas y accesibles. Murallas, Camino de Santiago, y gastronomía iban a ser los pilares de la visita. No podía faltar, claro, conocer el recorrido del encierro, y algo del Renacimiento en Navarra. El Renacimiento en Navarra como vuelta, al Renacimiento en Pastrana plato fuerte de la visita anterior.

                ¡ Qué verde es Pamplona!

Es lo que mas les llamó la atención en su primer contacto con la ciudad. Desde el Parque de Yamaguchi, la Vuelta del Castillo, y las vistas desde el Caballo Blanco.

La plaza del ayuntamiento, como a todo el mundo, les pareció pequeña. Por televisión y por las imágenes de chupinazo, la gente la imagina mayor. Parques, Ciudadela, Casco Antiguo , Caballo Blanco y Café Iruña fue nuestro recorrido express del viernes.

Teniendo en cuenta que habían llegado a las seis de la tarde en tren, no estaba mal. El buen tiempo y el cambio de hora, con los días mas largos, ayudaban.

              El Sábado

Por la mañana nos fuimos al Centro de interpretación de las murallas. Lo hicimos paseando por el Segundo Ensanche, y viendo la Plaza de Toros y algo de la Media Luna. El centro de interpretación de las murallas es ameno, ofrece la posibilidad de que cada cual se detenga en lo que llama mas su atención, y es cómodo.

Seguimos con una pequeña visita al Retablo de la parroquia de San Miguel, un retablo que se hizo para la Catedral de Pamplona y quizás una de las obras mas interesantes del Renacimiento en Navarra. O al menos, de lo mejor a nuestro alcance en un fin de semana tan apretado.

¿ Cómo miramos un retablo? Las calles y los cuerpos, las esculturas, las historias que se cuentan y cómo se narran. Esculpir madera, dorar y estofar fueron los ejes de esta visita.

Tenían que tomar buena nota, al menos en la memoria. Al día siguiente iban a ver otro retablo y cada uno tenía que pensar cual le había gustado mas y por qué.

           “ Un clásico imprescindible de la primavera navarra”

Así se define la semana del pincho en su web. Y lo tuvimos en cuenta, vaya que si lo tuvimos en cuenta. Una mañana de caminata y visitas tenía que acabar así de sabrosa….

Y es que hasta en eso tuvimos suerte. La visita de los pastraneros coincidía con la semana del pincho.

          Y la tarde en Puente La Reina

Nuestros amigos de Pastrana vieron parte del Camino de Santiago en Pamplona. Pero merecía la pena que viesen algo más. Elegimos Puente la Reina. Recorrimos el tramo del Camino por el pueblo, hasta el puente, y después merienda. Una ocasión para charlar y descansar.  Poco a poco nuestros amigos descubrían que Navarra es interesante todo el año, no sólo la semana de los sanfermines.

        Punto final. El Domingo en Ororbia

Terminar la visita en el mismo lugar en el que empezó la historia. Si, porque al preparar la actividad sobre la moda en el retablo de San Julián de Ororbia comenzó la historia del intercambio. Se podría decir que San Julián de Ororbia fue el germen de esta entrada de hoy.

¿ Qué retablo os gusta mas, este o el que visteis en San Miguel ayer? No hubo unanimidad. ¿ Qué diferencias veis? ¿algo en común?

Unas preguntas para ejercitar la memoria, la observación, y sobre todo para relacionar y comparar.

En Orobia saludamos a Tere y Miguel, un matrimonio muy querido en Patrimonio para jóvenes. Nos han acogido en su pueblo con cariño y han hecho que nosotros nos sintamos como en casa cada vez que visitamos esta localidad.

Un encuentro de tres generaciones, una transmisión de patrimonio en vivo, a través de la conversación, el encuentro, en fin, la comunicación.

En Ororbia no nos olvidamos de otro rincón delicioso, el lavadero. Restaurado y muy bien cuidado, es un buen lugar para charlar sobre la etnografía, los antiguos oficios, los modos de vida, y en concreto la vida junto al río. Una manera de traer al recuerdo la visita al Batán de Villava , allá por los fríos del invierno. Se nos va el curso, se nos va…

              Queda mucho por hacer

Una vez que se abren caminos, luego hay que recorrerlos, volver a ellos, pensar en nuevas iniciativas. Y en ello estamos. Patrimonio para jóvenes está siempre en camino. Tratando de dejar poso, un buen recuerdo y sobre todo, sobre todo, fomentar el cariño y la comunicación entre los participantes. Feliz semana.

Blog

De Pamplona a Pastrana

¿Qué pueden tener en común Castilla La Mancha y Navarra? ¿ Es posible que unos chicos de Pamplona tengan interés en viajar a una localidad alcarreña, en concreto a Pastrana? ¿ Y por qué pueden querer venir los pasatraneros a Pamplona , en pleno mes de abril?

Vamos por partes. Entre lo que unen a Navarra con Pastrana está el órgano. Si, el órgano de Pastrana es obra de Domingo de Mendoza, un navarro de la escuela de Lerin.

Mas cosas curiosas : Entre la iglesia parroquial de San Román de Arellano , en Navarra, y la catedral de Sigüenza, hay algunas coincidencias decorativas. Os invito a recordar cómo es la iglesia parroquial de Arellano aquí

                 Y lo que hoy nos une

Hay además una unión actual y grande grande, la que genera el cariño. Y es que hemos hecho un intercambio entre Patrimonio para jóvenes y la asociación de damas y caballeros de Pastrana. Ellos son el alma del festival ducal de la localidad. Y quienes participan también en las visitas teatralizadas cada primer sábado de mes.

             Un resumen de la historia del intercambio

       Un día descubro a través de las redes sociales el Museo de Tapices de Pastrana. Me llama mucho la atención. Me pongo en contacto con ellos y resulta que me atiende gente muy simpática. De ese tipo de gente que te deja con ganas de ir, vaya. Ya me queda el run-run pastranero. Además me sonaba la localidad por la historia de Ana de Mendoza y de la Cerda, princesa de Eboli, duquesa de Pastrana.

Mientras el asunto del museo de tapices quedaba en la lista de pendientes, echo a andar la actividad sobre la moda en el retablo de San Julián de Ororbia, en Navarra, con Consuelo Sanz de Bremond LLoret. Y vaya, resulta que Consuelo conoce mucho a Celia Alegre, una de las participantes en el festival ducal.

 

              Con 22 grados a las 9 de la mañana

Agosto. Madrid. Son las 9 de la mañana y el día promete ser de un calor inmisericorde. Pero es el único día en el que puedo visitar Pastrana. Voy. El fresco dentro del palacio ducal , y en el museo de tapices, el maravilloso museo de tapices, alivia el calor. Y el buen trato.

El lugar interesante. La manera de hacer llegar a los chicos y chicas navarros de patrimonio para jóvenes allí, casi imposible. Me apunto en la lista: Extraordinario sitio Pastrana. Imposible para incluir en la lista de visitas o actividades. ¿ Imposible? …. Todavía no sabía de qué es capaz Celia Alegre…:-)

                           ¿ Imposible?

               Ante esa imposibilidad que yo veía, escribo a Celia y le propongo un post colaborativo. Los chicos de Pastrana tendrían que mandarme sus fotos, escribir, y contar lo que hacen en el festival ducal y en las visitas guiadas. Hecho. Así se hizo «Y de repente, Pastrana» que podéis volver a leer aquí

         Y Celia Alegre tuvo la idea….

Para concretar asuntos de ese post , me reúno con Celia en Madrid, en Diciembre. Un café en la zona de Moncloa una mañana en las vísperas de Navidad. Y es entonces cuando le explico que es  imposible ir a Pastrana. Por la distancia, porque no se llega en directo desde Pamplona y por los costes que eso supondría a lo que habría que sumar hoteles. Todo fuera del perfil de patrimonio para jóvenes. Por tiempo, dinero e intereses. No son jubilados que corran entusiastas en busca de ocio y cultura.

Y lo mismo pasaba con los pastraneros respecto a Pamplona. Pero Celia no se rinde, y entonces hace su propuesta : Un intercambio.

                    El intercambio

Eso suponía concretar fechas, y en el caso de los menores, poner en contacto a los padres de uno y otro lado para que hablaran entre ellos y dieran el visto bueno. Era Enero y todo iba sobre ruedas. Todos en contacto. Las de Pamplona , a los que se unieron nuestros amigos de Cuenca y Víctor Choza dese Madrid como fotógrafo , viajarían  a Pastrana el primer fin de semana de Abril. Al siguiente vendrían los pastraneros a Pamplona .

             Sin palabras

La coordinación en recoger a la gente en Atocha, a Víctor en la universidad ( Víctor, pobre Víctor saliendo de un examen) llegar todos a Pastrana y probar los trajes. Y al día siguiente, nuestra gente eran pastraneros, estaban en medio de las visitas guiadas como parte de los figurantes, viviendo desde dentro la representación… siendo parte del lugar. Patrimonio-para-jóvenes-en-estado-puro.

Y luego la comida alcarreña… y la visita al museo de tapices, y al convento de Carmelitas, y de paseo y charla tranquila con los pastraneros.

                  Implicarse

Es parte de nuestro éxito. Quizás la clave. Abrimos nuestras casas, damos nuestro tiempo, gestionamos lo mejor que sabemos para que los participantes tengan experiencias únicas.

Para que el arte y el patrimonio cultural que conocen, queden en la memoria de chicos y chicas, no como unos datos que luego se olvidan. Sino como algo relacionado con una vivencia única y excepcional.

Y para eso, hace falta mucha gente. Gente generosa, dispuesta a tomarse molestias por los demás, sin afán personal de protagonismo, con amor, verdadero amor, a su patrimonio, a su pueblo , su historia, su territorio. Y así son los alcarreños de Pastrana.

Pastrana no sólo no es un lugar imposible para ir. Es una de las mejores experiencias de nuestra asociación. ¿ Se acuerda alguien de aquella “ aventura en el mudéjar en Aragón? Sus protagonistas no la van a olvidar nunca. Pues esto es parecido. Y ahora queda contaros la venida  de los pastraneros a Pamplona… pero eso ya para el próximo día.

 

Blog

Y de repente, Pastrana.

Conocía Pastrana por lecturas, especialmente por lecturas sobre Ana De Mendoza y de la Cerda. Luego localicé el

Museo de tapices , llamé y la simpatía con la que me atendieron hizo el resto. Me fui a Pastrana pese a los mas de 40 grados inmisericordes que caían por toda España.

Mas tarde  tuve noticia de su Festival Ducal. Nuestra actividad en Navarra en torno a la moda del retablo de San Julián de Ororbia, fue el hilo conductor del resto. Ororbia me llevaba, de nuevo, a Pastrana. Un pueblo de gente entusiasta.

Primera entusiasta que conozco : Celia Alegre. Una entrevista con ella en Madrid y la propuesta de que sean los pastraneros menores de 35 años, los que sean partícipes y protagonistas en el blog. Pronto me llegaron estas fotos que hoy publico y los testimonios escritos de María, Teresa, Alex, Lucía.. en los que me contaban su implicación en el festival ducal.

 

 

Las fotografías hablan por si mismas. Desconozco los detalles del montaje del evento, cuando estuve en Pastrana, ya había pasado. Pero hay algo que nadie puede negar: ¡la imponencia de los trajes.! Y eso refleja ilusión, y esmero para evitar un peligro en este tipo de eventos: Convertirse en un quiero y no puedo . Un desfile en el que a cualquier cosa , a cualquier trapo viejo , se le pone el cartel de Medieval, Renacentista o Barroco. Lo mismo da porque al final no es nada.

Todo lo anterior supone invertir tiempo,dinero, entusiasmo, y contar con un buen equipo humano.

Me he encontrado, en Patrimonio para jóvenes hemos encontrado, un equipo entusiasta.

El entusiasmo, unido a la perseverancia, genera ideas , encuentros y colaboraciones. Y en ello estamos.

Feliz semana