Browsing Tag

Marta Aparicio

Blog

Ultreya et Suseia. Carrión de los Condes

                     Así se escribe esta historia

Una de las propuestas, de las constantes propuestas que hacemos desde Patrimonio para jóvenes, es la del voluntariado. Experiencias en las que se aúnan el aprendizaje sobre el patrimonio con la ayuda a los demás. Con la puesta a disposición de los otros, salir de uno mismo y darse. Quienes se deciden a ello, experimentan que , en realidad, reciben. Vuelven con muchísimo mas de lo que se llevaron.

Desde el principio, animé a que Lucía Ruíz y María Odériz nos contaran con voz propia su paso por el albergue de las Madres Agustinas de la Conversión  en Carrión de los Condes. Aquí va su relato. El título elegido no puede ser mas expresivo y oportuno : Ultreya et Suseia. El antiguo saludo de peregrinos : Ánimo, adelante, sigue…” todo un lema para Patrimonio para jóvenes. Y para vivir cada día.

Estas son María y Lucía

 

Y aquí va lo que han contado. Las fotos son de María Odériz. Los dibujos de Lucía  Ruíz y el texto, a cuatro manos.

              Una mañana de celebración

Olite, una mañana de primavera, todavía en las vacaciones de Semana Santa. Era el seis de abril y celebrábamos algo muy especial. Marta Aparicio y Ángela Flandes terminaban la universidad, ya son graduadas en Medicina. Nosotras sin embargo íbamos a dejar el colegio y a ser universitarias. Tanto cambio merecía una fiesta.

Aquel día , charlando, tuvimos noticia del albergue de peregrinos de las hermanas agustinas en Carrión de los Condes. Nos hicieron la propuesta de ir como voluntarias hospitaleras. Dijimos que sí. Y la verdad es que lo dijimos sin saber muy bien qué nos esperaba.

            La Sorpresa

En mayo ya estaba todo a punto. A finales de Junio estaríamos en Carrión. Nuestro conocimiento del Camino de Santiago y los peregrinos era prácticamente nulo. Un 25 de Junio, con treinta grados o quizás mas, llegamos al albergue. Nos recibieron cantando cuatro hermanas y cerca de 50 peregrinos. En medio de aquella escena estábamos atónitas. Nos esperaban días de limpieza, de traducciones , de rezos, de cantos pero sobre todo, días de una inmensa alegría. Lo que estábamos viviendo superaba nuestras expectativas y con creces. Este relato es un mero apunte. No hay palabras para contarlo.

                  Un horario exigente a la vez que gratificante

El albergue se abría a las seis, los peregrinos partían.. . nosotras participábamos en la oración de laudes. El amanecer de verano, esa luz especial de Castilla, los peregrinos en camino… la plegaria, la paz…Tras el desayuno, limpiábamos el albergue y a continuación empezaban los turnos de acogida a peregrinos. Cada día pudimos atender a unas cincuenta personas en castellano, inglés y francés. De todas las edades, raza y nación, de todas las creencias. Aquello era magnífico.

                     Y el patrimonio…

En nuestros ratos libres visitamos Carrión e incluso hicimos una escapada a Villalcázar de Sirga. En estos pueblos , en plena meseta, no esperábamos encontrar lo que vimos. Una concentración de historia y de arte fabulosa. A tres horas de tren desde nuestra casa, y no lo sabíamos…

De Carrión nos sorprendió la cantidad de edificios religiosos (5 iglesias y 3 monasterios) que tenía una localidad de alrededor de 2200 habitantes. Esto se explica por la importancia que tuvo esta villa durante la Edad Media, estando en el centro geográfico del camino francés, o como dicen ellos “en el corazón del camino”.

La primera iglesia que visitamos y en la que más tiempo estuvimos, ya que allí hacíamos todas las oraciones y la eucaristía de la tarde, fue Santa María del Camino; la iglesia más antigua de Carrión (sXI-XII). En su pórtico llaman la atención dos cabezas de toro que representan la leyenda de los cuatro toros que salvaron a cuatro doncellas de las tropas de Miramamolín. Recordaremos con cariño a su Virgen Desatanudos y a sus palomas (que nos acompañaron en la oración durante dos días antes de lograr sacarlas. Menudo revoloteo, menudo ruído).

Visitamos también la antigua Iglesia, ahora museo, de Santiago con su campanario al que pudimos subir; la Iglesia de San Andrés (aunque no logramos ver su interior por tema de horarios); y la de Nuestra Señora del Belén con su precioso mirador.

Muy sorprendente también San Zoilo ; sus dimensiones, su luz, todo. Ahora mismo es también un hotel, pero podéis visitar el antiguo monasterio aunque no estéis alojados allí. La visita es muy , pero muy recomendable. Mirad esta web

            La visita a Villalcázar.

Villalcázar de Sirga está a una hora de Carrión de los Condes . Una hora andando, y es el pueblo anterior a Carrión en el Camino de Santiago

Nos impactó la majestuosidad de Santa María la Blanca. El templo, el retablo y los sepulcros policromados sirven para todo un día de una lección de arte.

Mirad el retablo. Además en el templo, hay música con canto gregoriano y da un ambiente muy especial

           Una anéccdota

Al acabar la visita mientras Lucía dibujaba la iglesia entablamos conversación con un grupo de peregrinos que descansaban a la entrada.

Dos de ellos comenzaron el camino de vuelta hacia Carrión a la vez que nosotras. Un seminarista estadounidense y un joven australiano. Nos invitaron a rezar el rosario con ellos. Ni ellos sabían rezarlo en español ni nosotras en inglés así que resultó un rosario bilingüe.

                Carrión de los Condes, para siempre…

La verdad es que ninguna de las dos nos imaginamos que este viaje nos iba a aportar tanto. El grupo de hermanas nos trató como si fuéramos parte de la comunidad y nos proporcionaron todo lo que necesitamos. Las otras dos voluntarias italianas nos acogieron como si fuéramos de la familia. Estábamos como en casa. Además de la maravillosa acogida por parte de las monjas y voluntarias nos encontramos con el agradecimiento de los peregrinos que llegaban a Carrión. El albergue era un descanso para el corazón, una sonrisa en un país extranjero, una mano amiga en el camino a Compostela. La comunidad recibe al peregrino como si fuera Jesús el que llama a su puerta. El encuentro con ellas permite al peregrino retomar el sentido del camino y de la vida.

Por todo esto nos acordaremos durante mucho tiempo de Tomas y su madre, Joe, Joseph, Kimberly, Generoso, Teresa, Teo, y de todos los coreanos.

La experiencia en Carrión ha despertado en nosotras el amor al camino. Algún día, lo haremos. Mientras tanto acompañamos a los peregrinos como voluntarias en la acogida de Pamplona explicándoles algunos monumentos importantes de nuestra ciudad y proponiendo el  sentido cristiano del Camino.

Esta actividad nos ha permitido conocer a gente como Semi, una joven peregrina coreana con la que hicimos muy rápidamente amistad por su simpatía y valentía. Unos días después recibimos en nuestros respectivas cuentas de Instagram una foto de Semi con las hermanas en Carrión. Momentos y amistades creados por el camino y vividos intensamente.

Pero hasta que nos volvamos a encontrar con todos ellos y muchos más cuando hagamos el camino solo podemos decir ¡ULTREYA!

Blog

El retablo de Urroz Villa. Aprendiendo a mirar.

Aprendiendo a mirar

       Tras un paseo, una idea

A menudo ocurre en Patrimonio para jóvenes.Y ha vuelto a pasar. Nos dimos una vuelta por Urroz Villa a principios de Junio y surgió, junto al Librero de Urroz ,la idea de hacer un evento colaborativo en Octubre. “Personajes con libro en el retablo de Urroz”. Así se llamaría el taller para niños que correría a cargo de Patrimonio para jóvenes. Empezaba el verano, Octubre quedaba lejos… O eso pensamos…

Urroz Villa es quizás conocida por sus ferias de San Martín en Noviembre.(El programa para este año, aquí )Su gran plaza, el frontón, la iglesia, el magnífico retablo y su paisaje. Sin embargo, entre nuestros amigos, gente de Pamplona, había muchos que no conocían el lugar. Era el momento para poner nuestro grano de arena y difundir este patrimonio

Vista general de la plaza de Urroz

   Personajes con libro en el retablo de La Asunción de Urroz

Nos pusimos manos a la obra y en verano Borja Centenera hizo las fotos del retablo , y en concreto de los personajes con libro, Clara Frago se encargaría del diseño del cartel del evento.

Personajes con libro en el retablo de Urroz

Los adultos se iban a reunir en casa del librero de Urroz en una mesa redonda sobre arte y libros. Los niños verían el retablo , con especial atención a los personajes con libro. ¿ Cuántos hay?, ¿quienes son? ¿ Qué pueden estar leyendo?

MIrando a los personajes con libro

Una de las explicaciones mas simpáticas sobre la imagen de San Pedro que he puesto arriba: ” Es Santiago, y las llaves son para ir abriendo el Camino a los peregrinos”.

     A propósito de las contestaciones de los niños

Es muy importante dejarles hablar. Y es importantísimo pedirles que razonen las respuestas que dan, o las propuestas que hacen. Un  sistema de enseñanza que mata la creatividad e impone criterios de eficacia genera miedo al ridículo, a equivocase en las respuestas. Por tanto, incita a no participar si uno no está seguro ” del éxito”.

Aprender a mirar un retablo, no es fácil. Por eso, desde nuestra asociación se anima también al uso de prismáticos. En este caso, al menos para los mas mayorcitos, y para los peques en compañía de algún adulto. Luego tocaba dibujar, recrear, a los personajes con libro que habían visto. Pero las miradas de los niños llegan siempre muy lejos. Las miradas de algunos hacían presagiar cosas muy divertidas

Algunos además se aficionaron a los prismáticos 🙂

      La reinterpretación del retablo

La idea era que pintaran a los personajes con libro. Intentando recordar su localización en el retablo y a ser posible, alguna de las escenas, como el caso de la Anunciación , una de las mas fáciles para los niños.

Bueno, pues los resultados fueron sorprendentes y sobre todo se inclinaron por la idea de pintar y dibujar el retablo entero

Hubo alguna que otra genialidad de la que tomamos nota y la comentamos con los padres.Por ejemplo; un niño hizo caso omiso de la hoja que le entregamos con el retablo para rellenar/dibujar/pintar. Sencillamente, la dio la vuelta y pintó la imagen de la Virgen pisando la serpiente a toda página. Dice mucho de la capacidad de observar, relacionar y de ser espíritu libre. No interrumpió a los demás, no tuvo un comportamiento chocante, pero fue , es, un niño genial.

Al finalizar sus trabajos, les preguntamos si querían dejarlos expuestos. Algunos niños dijeron que si, pero otros querían llevarse su trabajo a casa.

    Entre el bullicio y la serenidad

Resultó un evento curioso por la diversidad de ambientes, todos a la misma hora. En el atrio de la iglesia todo era jaleo, color y movimiento.

En la casa del librero, se respiraba un ambiente de coloquio, de charla, de paz y tranquilidad

Evidentemente, lo propio de Patrimonio para jóvenes es el primero y no este. Pero ya que ese día todo era a la vez, y todo en Urroz, queda reflejarlo. Un ejemplo de un pueblo que puede ser un foco de cultura y de encuentro. Ese ambiente que se respira entre libros antiguos, despertó mucho la curiosidad de nuestra gente allá por nuestra visita de Junio

Si queréis conocer este pueblo, ahora con la Feria de San Martín los días 11 y 12 de Noviembre, la ocasión es extraordinaria. Muchas gracias al Librero de Urroz por confiar en Patrimonio para jóvenes y muchas gracias al ayuntamiento y a la parroquia de Urroz Villa por recibirnos también. Y por supuesto, gracias a Juan Roldán Marzo que se ocupó de preparar el dibujo del retablo para los niños. Gracias a Pilar y María José Angós que vinieron a echar una mano, y gracias a los padres y madres que llevaron a sus niños a este evento.

Blog

Tras las huellas de Julián Apráiz

En el Banco de España

        La sombra de Navarra es alargada

Esta es una historia larga de contar, así que trataré de resumirla. Lo que no quiero resumir, o comprimir, es lo apasionante y divertido que ha sido todo lo que precede a esta entrada. Allá por el mes de Enero visitamos Vitoria. En concreto su catedral nueva y el Museo de Bellas Artes

 Aquellal visita fue memorable, una divertidísima y fria mañana de Navidad. Además descubirmos a los arquitectos Apraiz y Luque y a un navarro que tuvo una importancia decisiva en su obra : José Cadena Eleta. Fue entonces cuando propusimos la idea de que alguien se dedicara a investigar mas a fondo sobre Cadena Eleta y  Julián Apráiz. La obra de Apraiz queda cerca del entorno de Navarra así que eso facilitaba los viajes.  Marta Aparicio y María Odériz fueron quienes recogieron el guante. Y ahí están en la foto principal. Estas otras imágenes recuerdan aquella mañana. Ese museo fue primero residencia de los Augustin – Zulueta y el edificio construído por los arquitectos de los que hablamos.

     Para empezar con orden, Pitillas (Navarra)

   Si había que trabajar sobre Julián Apráiz, nada mejor que comenzar en el pueblo natal de quien fuera su mentor Cadena Eleta. Así que había que visitar Pitillas . Esa visita ocupó la última entrada de este blog el pasado curso. En Pitillas, nos acercamos a la figura de este ilustre navarro

 

Pitillas conserva un interesante archivo parroquial, así como un terno  que en su momento se lo regalaron a Monseñor Eleta y él lo donó a su pueblo natal. Sagrario Anaut se encarga de ese pequeño e interesantísmo archivo/museo pitillés.

Cadena Eleta fue quien propuso la construcción de una nueva catedral en Vitoria y el concurso del proyecto lo ganaron Julián Apráiz y Javier Luque. Entre el proyecto original y lo que por fin se hizo, hay notables diferencias. Hay un artículo sobre ese asunto aquí

En Pitillas, también hay una casa construída por Apráiz y Luque. Es esta que veis aquí

Debajo, tenemos a Marta en un momento de la exposición de su trabajo. Precisamente está hablando de esta casa de Pitillas.

    Un lugar muy distino. Nos vamos a La Rioja Alavesa…

Esto que hoy es parte del Instituto de Enseñanza Secundaria de Laguardia en su día fue el Hospital de San Raimundo y es también obra de Apráiz.Un edificio de una gran sobriedad y rodeado de un extraordinario paisaje. Una pena que las reformas interiores no permitan imaginarnos para nada cómo fue aquel hospital.

Aquí estamos – de izquierda a derecha- Elena Lucía Radu, yo, María y Marta en la que fuera entrada principal del Hospital. Sobre este lugar , Marta y María leyeron varios artículos de prensa de la época. Este es uno muy curioso (leer aquí   )

En la exposición oral sobre este viaje, fue María Odériz quien habló sobre Laguardia. Animó a todos a visitarlo porque es una maravilla de pueblo.

A lugares tan espectaculares como este pórtico de Santa María de los Reyes  les llamamos ” El universo visual de Julián Apráiz”. Es decir, obras góticas que conoce personalmente y que por tanto tiene en cuenta en su neogótico.

     Julián Apráiz y Bilbao

El Banco de España de Bilbao, en plena Gran Vía, es un magnífico edificio de Apráiz. Una obra de la que se debió sentir muy orgulloso porque dejó su firma bien patente.

Sobre Bilbao, es importante resaltar la amabilidad de tanta gente que nos facilitó la visita. Primero la Constructora de Portugalete Obra Insignia que nos ayudó a hacer posible el viaje a Bilbao.

En el Banco, la simpatía de todos fue grande. Primero del director, al que tuve que avisar de nuestra visita. Cuando llegamos nos atendió Ascensión con todo cariño. Facilitó la documentación histórica a Marta y a María y juntas pudimos asombrarnos no solo con el exterior sino con la magnífica vidriera de la cúpula. Una vidriera firmada por Maumejean. Esa firma pudimos verla en las vidrieras del museo de bellas artes de Álava y en el palacio arzobispal de Burgos

      No podía faltar Burgos

Si tuvimos extraordinaria atención en Bilbao, otro tanto sucedió en Burgos. El Archivo municipal fue un punto importante para acceder a artículos de la época en la que Julián Apráiz afrontó junto a otros arquitectos el asunto de la restauración de las agujas de la Catedral de Burgos.

Marta Aparicio se ocupó de estudiar el derribo del antiguo palacio arzobispal y la construcción del nuevo, asunto en el que otra vez encontramos juntos a Cadena Eleta y a Apráiz . Mas imágenes aquí

En el nuevo, además de observar el exterior del edifico, nos fijamos en su impresionante escalera interior,muy parecida en forma a la que vimos en Vitoria, y donde encontramos una preciosa vidriera.

Esta visita supuso una mirada a Burgos desde otro punto de vista, y desde, luego, comprobar que es una ciudad impresionante. No se acaba nunca de descubrirla. Esta es la huella de Apráiz en Burgos y su amigo Cadena Eleta, el ilustre navarro, está enterrado en la Capilla del Santo Cristo de la Catedral de esta ciudad.

Como siempre ocurre con estas actividades, acabamos haciendo nuevas amistades. Aquí están Marta Aparcio y María Odériz con Iñaki y Mikel Apráiz, nieto y biznieto del arquitecto alavés.

Fue muy agradable el rato en el estudio de Mikel en Vitoria y María les recordó en la exposición de su trabajo

   El día de la presentación

  Tras los meses de viajes y lecturas sobre Julián Apráiz y Cadena Eleta, llegó el momento de recopilar, pensar, asimilar, resumir y presentar de una manera simpática y atractiva. Marta y María hicieron una exposición preciosa, muy amena. Y lo hicieron en el fantástico marco del Palacio de Los Mencos de Tafalla

 Nos reunimos gente de todas las edades para escuchar a Marta y a María. La tarde fue deliciosa. Quiero dar las gracias a la Fundación Mencos por recibirnos tan amablemente en su casa. Fue un broche de oro a estos meses de trabajo de estas socias de patrimonio para jóvenes. Personalmente sentí pena y alegría a la vez. Alegría al ver y escuchar la preciosidad que presentaron y el buen ambiente que hubo en la presentación. Pena por la nostalgia de unos días y de unos viajes en los que no solo aprendimos sobre Julián Apráiz , la arquitectura historicista y las ciudades de principios del siglo XX. Fueron unos días de una preciosa convivencia.

Nuestra reunión en Tafalla terminó con una agradable merienda y conversación. Surgieron nuevos planes, nuevas ideas, y , sobre todo, nos lo pasamos en grande.

Blog

Pitillas. Un pueblo que sorprende

               Terminar en Junio por donde empezamos en Enero

 

   Se estrenaba el blog en este año 17 con una entrada en Vitoria. En concreto con nuestra visita al Museo de Bellas Artes de Álava y a la catedral nueva. Todo con ocasión de la preciosísima e interesante exposición temporal en torno a la historia de la construcción de la residencia de los Augustin Zulueta. Una residencia que hoy es sede de dicho museo de Bellas Artes. Un edificio de los Arquitectos Apraiz y Luque. Los mismos que hicieron esta casa en Pitillas,la que aparece en la primera imagen que abre esta entrada. Pitillas es  un pequeño pueblo de la Ribera de Navarra. Un pueblo del que salió piedra (aunque no fue el único) para la construcción de la catedral nueva de Vitoria.

                          Apraiz , Luque y Cadena Eleta.

Monseñor Cadena Eleta ,un navarro ilustre que tuvo mucho que ver con el ascenso profesional de Apraiz y Luque. Nos cautivó la historia. Tanto, que fuimos a Burgos en Febrero, hemos ido a Bilbao, volveremos a Vitoria, y hemos visitado Pitillas.

En Pitillas, Sagrario Anaut nos recibió con entusiasmo para enseñarnos el archivo parroquial y el legado de Cadena Eleta, pitillés. A su pueblo donó el terno que le habían regalado con ocasión de su ordenación episcopal. Hoy ese terno y los libros parroquiales, están a buen cuidado con Sagrario y varias personas que le ayudan.

Han montado una exposición tan sencilla como digna y bien presentada. De esta manera, pudimos acercarnos un poco mas a ese personaje que estuvo tras la idea de la catedral nueva de Vitoria.

La belleza, el gusto, los detalles de estos ornamentos son algo magnífico. Y era un momento mágico tocar esas telas que un día estuvieron revistiendo a nuestro personaje.

Tocar, algo que no hubiésemos podido hacer de haber ido un grupo grande de personas. Estas son las ventajas de las visitas reducidas

           Una pequeña y divertida anécdota . De Connecticut a Pitillas.

La anécdota llegó con la inscripción en una de las cerraduras. Una cerradura que procede de una de las fábricas mas famosas de estos objetos en Connecticut. Terryville. Eagle Lock Company

La foto no es muy buena. La hice yo con el móvil, tenía a Borja Centenera ocupado en los detalles del terno.Pero si lo miráis con atención se puede leer el nombre de procedencia, Eagle Lock Company

Me puse en contacto con Judy Guimere , la persona encargada de la documentación sobre aquella fábrica y ha mandado imágenes como esta en la que se representa como era allá por el siglo XIX. Una gran fábrica con producto en Pitillas

              Volvemos a Julián Apraiz

Julián Apraiz nos queda mas cerquita. Archivos, descendientes… están en Vitoria. La historia de este arquitecto y el momento en el que vive es apasionante. Tanto nos gustó en Patrimonio para jóvenes que se ha creado una pequeña beca de investigación. En este momento, Marta Aparicio y María Odériz, recorren uno a uno sus edificios y leen, leen todo lo que pueden sobre Apráiz.

Para el trabajo en Bilbao, nos apoyó la constructora de Portugalete, Insignia, Rehabilitación y Arquitectura.

Desde aquí doy las gracias a Amaya Alonso por su entusiasmo con Patrimonio para jóvenes desde que conoció, a través de las redes, esta asociación.

             Una curiosa casa en Pitillas

Obra de Julián Apraiz es el Banco de España en la Gran Vía de Bilbao. Resulta curioso que quien construye en Bilbao, Burgos y Vitoria, lo hiciera en Pitillas. Todo se debe a la estrecha relación entre Cadena Eleta y Apraiz.

Uno de los propietarios de la casa, Don José Ramón Remacha, nos atendió con gran amabilidad. Esta casa, coloquialmente pero mal llamada “ del obispo” no está abierta al público. Sin embargo, el mismo jardín, los detalles del tejado y los adornos de los balcones, son dignos de ver y eso está al alcance de todos. La escalera, es como una reproducción en pequeñito de esa soberbia escalera de la residencia alavesa. Nos dio mucha alegría poder repetir una foto en una escalera de Apraiz. En esta ocasión con el señor Remacha, su hija, chicas de Patrimonio para jóvenes , Sagrario Anaut que nos acompañó, y yo misma.

Tras este paseo, saludamos a la señora de Remacha, y tuvimos el gusto de entregarles esta planta y la memoria de la asociación en agradecimiento a su atención esa mañana.

Termina el blog por este curso. En Septiembre lo retomaré. Mientras tanto dejamos a Marta Aparicio y a María Odériz investigando. Y visitad Pitillas. Su observatorio de aves, sus calles llenas de casas blasonadas, su parroquia y la amabilidad de sus gentes bien lo merecen. Felices vacaciones a todos.