Browsing Tag

Víctor Choza

Blog

En los humedales de Salburua

          Comenzar un año

Retomo el blog. Desde las Jornadas Europeas de Patrimonio, no había vuelto por aquí. Eso no quiere decir que Patrimonio para jóvenes haya estado parado ni mucho menos. Desde octubre hemos estado trabajando en nuevos proyectos para el 19, preparando la memoria y con  gestiones que espero, y esperamos todos con ilusión que den resultados.

¿ Por qué hemos empezado con una actividad sobre paisaje?

Primero de todo para tener un plan distinto y de descanso. De reencuentro entre socios que llevaban tiempo sin verse. Lucía de Pamplona, y Víctor de Miranda de Ebro, no se veían desde aquel estupendo fin de semana en Pastrana. Para quien quiera recordar aquellos días, se puede leer aquí

Otros socios no se conocían entre ellos y el paseo por los humedales de Salburua fue el marco maravilloso para conocerse.

Además, desde Patrimonio para jóvenes queríamos recalcar la importancia del paisaje en relación con el patrimonio cultural. Es su contenedor, el espacio en el que se enmarca y por tanto parte de ese patrimonio. En este sentido, es interesante volver a leer el Convenio Europeo del paisaje, que ya casi tiene 20 años, diecinueve para ser exactos. Y sobre el paisaje  se ha seguido trabajando a lo largo de estas décadas.

Extraigo unas líneas de dicho convenio :

Conscientes de que el paisaje contribuye a la formación de las culturas locales y que es un componente fundamental del patrimonio natural y cultural europeo, que contribuye al bienestar de los seres humanos y a la consolidación de la identidad europea …” Para leer todo el texto tenéis el PDF disponible en Google

           Salburua

Viajar en tren desde Pamplona a Vitoria a primera hora de la mañana y en el mes de Enero, es ya disfrutar del paisaje. Desde el Regional Express hemos visto amanecer, la cencellada y un sol que sale con fuerza, que parece que calienta pero que  solo ilumina con esa luz propia del invierno, tan tenue, tan especial, tan de cuento de navidad. Una pena que los cristales de las ventanas del tren no estuvieran del todo limpios. No pude sacar la foto que me hubiera gustado poner hoy en esta entrada.

El madrugón tiene también el premio de la visita. Pasear por Salburua asombra. Plena naturaleza pegada a la ciudad. Y el centro de interpretación Ataria es una delicia muy recomendable para públicos de todas las edades.

 

La atención recibida, las explicaciones, los espacios… Todo invita a quedarse y a volver.

                Observar la naturaleza en la naturaleza

 

Las explicaciones de Igor fueron muy amenas y la observación de plantas y animales una experiencia.

Me llamó mucho la atención lo que contó sobre las cigüeñas. Vimos muchísimos nidos. Explicó que ya no emigran. Hay un vertedero cercano ¿ pudo decirnos Gardelegi? No lo recuerdo con exactitud. El caso es que vuelan al vertedero, allí se alimentan y vuelven a sus nidos en Salburua. El problema es que en los vertederos, a veces hay plásticos mezclados con materia orgánica…

También nos habló sobre el problema de especies invasoras.

En el paseo vimos leña amontonada. Igor nos contó  que sirve para preservar especies de insectos y que así se lo tienen que explicar a algunos paseantes que les dicen : ” Jolín, me la podíais dar para mi chimenea..” 🙂

                 Paisaje y Arquitectura:

El centro  de interpretación Ataria, que llama la atención no solo por su enclave sino por su arquitectura. Es una experiencia visitarlo. Para saber sobre este edificio se puede leer aquí ,

Así son algunos de sus espacios en el interior

Pero hay otras sorpresas. Por ejemplo el Buesa Arena , que por cierto acogerá pronto el gran espectáculo del Circo del Sol.

Sobre la historia del recinto se puede seguir leyendo en este enlace

El Edificio Vital , De Mozas y Aguirre es  otro ejemplo. Estas son nuestras fotos durante el paseo

Nos quedamos con las ganas de volver. De volver a caminar, disfrutar y requetedisfrutar de la naturaleza, y quien sabe .. si a lo mejor un día podemos pasearnos también con los arquitectos ” padres” de estos edificios. Sería muy pero que muy interesante escucharles. Mientras tanto, os dejamos esta foto que nos hicimos todos juntos en el interior de mirador. ¡Qué bien nos lo pasamos!

Hasta pronto y feliz 2019.

 

 

 

 

Blog

De Pamplona a Pastrana

¿Qué pueden tener en común Castilla La Mancha y Navarra? ¿ Es posible que unos chicos de Pamplona tengan interés en viajar a una localidad alcarreña, en concreto a Pastrana? ¿ Y por qué pueden querer venir los pasatraneros a Pamplona , en pleno mes de abril?

Vamos por partes. Entre lo que unen a Navarra con Pastrana está el órgano. Si, el órgano de Pastrana es obra de Domingo de Mendoza, un navarro de la escuela de Lerin.

Mas cosas curiosas : Entre la iglesia parroquial de San Román de Arellano , en Navarra, y la catedral de Sigüenza, hay algunas coincidencias decorativas. Os invito a recordar cómo es la iglesia parroquial de Arellano aquí

                 Y lo que hoy nos une

Hay además una unión actual y grande grande, la que genera el cariño. Y es que hemos hecho un intercambio entre Patrimonio para jóvenes y la asociación de damas y caballeros de Pastrana. Ellos son el alma del festival ducal de la localidad. Y quienes participan también en las visitas teatralizadas cada primer sábado de mes.

             Un resumen de la historia del intercambio

       Un día descubro a través de las redes sociales el Museo de Tapices de Pastrana. Me llama mucho la atención. Me pongo en contacto con ellos y resulta que me atiende gente muy simpática. De ese tipo de gente que te deja con ganas de ir, vaya. Ya me queda el run-run pastranero. Además me sonaba la localidad por la historia de Ana de Mendoza y de la Cerda, princesa de Eboli, duquesa de Pastrana.

Mientras el asunto del museo de tapices quedaba en la lista de pendientes, echo a andar la actividad sobre la moda en el retablo de San Julián de Ororbia, en Navarra, con Consuelo Sanz de Bremond LLoret. Y vaya, resulta que Consuelo conoce mucho a Celia Alegre, una de las participantes en el festival ducal.

 

              Con 22 grados a las 9 de la mañana

Agosto. Madrid. Son las 9 de la mañana y el día promete ser de un calor inmisericorde. Pero es el único día en el que puedo visitar Pastrana. Voy. El fresco dentro del palacio ducal , y en el museo de tapices, el maravilloso museo de tapices, alivia el calor. Y el buen trato.

El lugar interesante. La manera de hacer llegar a los chicos y chicas navarros de patrimonio para jóvenes allí, casi imposible. Me apunto en la lista: Extraordinario sitio Pastrana. Imposible para incluir en la lista de visitas o actividades. ¿ Imposible? …. Todavía no sabía de qué es capaz Celia Alegre…:-)

                           ¿ Imposible?

               Ante esa imposibilidad que yo veía, escribo a Celia y le propongo un post colaborativo. Los chicos de Pastrana tendrían que mandarme sus fotos, escribir, y contar lo que hacen en el festival ducal y en las visitas guiadas. Hecho. Así se hizo “Y de repente, Pastrana” que podéis volver a leer aquí

         Y Celia Alegre tuvo la idea….

Para concretar asuntos de ese post , me reúno con Celia en Madrid, en Diciembre. Un café en la zona de Moncloa una mañana en las vísperas de Navidad. Y es entonces cuando le explico que es  imposible ir a Pastrana. Por la distancia, porque no se llega en directo desde Pamplona y por los costes que eso supondría a lo que habría que sumar hoteles. Todo fuera del perfil de patrimonio para jóvenes. Por tiempo, dinero e intereses. No son jubilados que corran entusiastas en busca de ocio y cultura.

Y lo mismo pasaba con los pastraneros respecto a Pamplona. Pero Celia no se rinde, y entonces hace su propuesta : Un intercambio.

                    El intercambio

Eso suponía concretar fechas, y en el caso de los menores, poner en contacto a los padres de uno y otro lado para que hablaran entre ellos y dieran el visto bueno. Era Enero y todo iba sobre ruedas. Todos en contacto. Las de Pamplona , a los que se unieron nuestros amigos de Cuenca y Víctor Choza dese Madrid como fotógrafo , viajarían  a Pastrana el primer fin de semana de Abril. Al siguiente vendrían los pastraneros a Pamplona .

             Sin palabras

La coordinación en recoger a la gente en Atocha, a Víctor en la universidad ( Víctor, pobre Víctor saliendo de un examen) llegar todos a Pastrana y probar los trajes. Y al día siguiente, nuestra gente eran pastraneros, estaban en medio de las visitas guiadas como parte de los figurantes, viviendo desde dentro la representación… siendo parte del lugar. Patrimonio-para-jóvenes-en-estado-puro.

Y luego la comida alcarreña… y la visita al museo de tapices, y al convento de Carmelitas, y de paseo y charla tranquila con los pastraneros.

                  Implicarse

Es parte de nuestro éxito. Quizás la clave. Abrimos nuestras casas, damos nuestro tiempo, gestionamos lo mejor que sabemos para que los participantes tengan experiencias únicas.

Para que el arte y el patrimonio cultural que conocen, queden en la memoria de chicos y chicas, no como unos datos que luego se olvidan. Sino como algo relacionado con una vivencia única y excepcional.

Y para eso, hace falta mucha gente. Gente generosa, dispuesta a tomarse molestias por los demás, sin afán personal de protagonismo, con amor, verdadero amor, a su patrimonio, a su pueblo , su historia, su territorio. Y así son los alcarreños de Pastrana.

Pastrana no sólo no es un lugar imposible para ir. Es una de las mejores experiencias de nuestra asociación. ¿ Se acuerda alguien de aquella “ aventura en el mudéjar en Aragón? Sus protagonistas no la van a olvidar nunca. Pues esto es parecido. Y ahora queda contaros la venida  de los pastraneros a Pamplona… pero eso ya para el próximo día.

 

Blog

A vueltas con el Historicismo

Es propio en las visitas de Patrimonio para jóvenes relacionar. Relacionar lo visto en un lugar con lo que se ve en otro. Relacionar permite comparar, integrar, comprender mejor. Esta pequeña actividad en Burgos ha sido un buen ejemplo de esto.

                    Otra vez Apraiz y Luque

Nuestro paseo de esa mañana estuvo centrado en el Historicismo, y otra vez tuvimos como protagonistas a los arquitectos Apraiz y Luque, los mismos sobre los que hablamos en Vitoria. También volvimos a recordar a Cadena Eleta, el navarro pitillés que tanto tuvo que ver con ellos.

La visita era redonda. Estábamos viendo un imponente edificio neo-renacentista. Podíamos relacionar Navarra con Burgos y con Vitoria, y por añadidura, una sorpresa..

                     La sorpresa

Enrique Jerez , uno de los primerísmos socios de Patrimonio para jóvenes en Burgos,  vino a la visita con Arturo González, arquitecto  que llevó a cabo la reforma del palacio episcopal.

De Arturo y su estudio es la foto con la que he abierto la entrada de hoy. Como el me comentó al enviarme la imagen,  todavía se ve en  el vallado de obra.

Con Arturo  vimos como se creaban nuevos espacios para nuevas funciones, ( librería, oficinas, salas de reuniones, despachos, etc) sin perder , o tratando de conservar todo lo posible, el edificio tal y como fue. Efectivamente chocan las nuevas mesas, el mobiliario moderno y funcional. Pero quizás hubiera resultado mas chocante un mobiliario historiado, fuera de momento y posiblemente grandilocuente e incómodo.

                    Y otra vez   relacionar , recordar, comparar

Además de las explicaciones de Arturo, pudimos ver detalles que nos remitían a la casa de los Augustin-Zulueta en Vitoria. Esa casa es hoy el  Museo de Bellas Artes de Álava. En Burgos y en Vitoria encontramos vidrieras firmadas por Maumejean

Muchos detalles nos remitían al Renacimiento. En cuanto a la escalera, los que habían estado en Vitoria pudieron pensar si les gustaba mas el resultado final de la entrada y la escalera de mármol en Burgos, o el ambiente creado por la madera en Vitoria.

La visita con Arturo tuvo la ventaja de poder ver el edificio con detenimiento. Pero nos queda mucho por ver en Burgos en torno al Historicismo.Nos pudimos acercar a las Salesas, todo un ejemplo del neogeotico burgalés obra del arquitecto Juan Bautista Lázaro.

Aquí estamos todos en la entrada. Lástima que o salíamos nosotros, o salía la torre central , pero bueno, para vernos a nosotros no hay mas que seguir, para ver la torre tan característica de las Salesas de Burgos , pinchad aquí

Como era sábado, nos quedamos sin ver un edificio interesantísimo con una historia de novela, el palacio de la isla

Esta foto no es de Víctor Choza, ni mía. La he buscado en Google. Lo bueno que tiene no haberlo visto, es que nos queda esa visita pendiente… Un día que haga bueno y que los chavales estén de vacaciones, nos iremos a ver esto y nos daremos una vuelta por todo el Paseo de la Isla, interesantísimo pero que interesantísimo lugar. Tampoco vimos en esta ocasión la fachada de Capitanía General.

En cuanto a la Casa del Cordón, creo que merece una visita exclusiva. Y es que Burgos es un pozo sin fondo…

             Lo que  volvimos a ver…

Los chavales tenían hambre y habían viajado la mayoría de ellos desde Miranda de Ebro y Vitoria a Burgos. Lo hicieron con el mérito de madrugar una mañana de sábado nubladota, fría y desapacible. Tras terminar nuestro paseo viendo la torre neogótica de la Merced y algunos edificios modernistas en el paseo del Espolón, ( viéndolos de corrida ) nos fuimos , mejor dicho, se fueron, a Vivar del Cid. Yo tuve que coger el tren de vuelta a Pamplona.

En Vivar disfrutaron de sus bocatas, visitaron a las clarisas y con Sergio Rodrigo vieron el mural del Cid que en el otoño del 15 Sergio pintó con su hermano Gabriel. El primer patrocinio de Patrimonio para jóvenes.

Queda mucho , pero mucho por ver en Burgos. Bueno, como en todos los sitios. Pero si recorreis este blog, algo vamos haciendo, ¿ o no? . Hasta la próxima.