Blog

Villamayor de Monjardín. Subida al Castillo

           Excursión perfecta para la primavera

    O para el Otoño. Con temperaturas suaves, la subida al Castillo de Villamayor es una excursión deliciosa en la que se puede disfrutar de las vistas. Si por añadidura , como era nuestro caso, te acompaña alguien de Tierra Estella, el paseo  tiene además el plus de cariño de los lugareños. Con nosotros venía Alvaro de Goñi, de Arellano. De vez en cuando nos decía : Y detrás de esas montañas, Arellano… Y ya lo puede decir con orgullo porque su pueblo es precioso . Pero vamos a la visita que nos ocupa, Villamayor de Monjardín, que en palabras de Julio Asunción hablamos de “un pueblo y un castillo que forman parte de los orígenes de reino de Navarra.

             Una reflexión

Villamayor es el clásico sitio que todo el mundo conoce “de pasada”. Unos porque lo ven al pasar por la autovía del Camino, las bodegas, los viñedos, en lo alto el Castillo.. y uno dice… qué bonito,  y ver si algún día subo… pero luego, nunca para, nunca sube, no lo ve. Los peregrinos, en su largo caminar, es lógico que no quieran regalarse cuatro kilómetros de subida. Buscan su reposo, su albergue, les queda por delante mucho camino y muchos paisajes.

Sin embargo, el lugar tiene mucho peso en la historia de Navarra, mucha mas importancia de la que uno puede pensar.  Patrimonio para jóvenes no descubre nada nuevo, lo nuevo es hacérselo descubrir a estudiantes y jóvenes profesionales que viven en Navarra o por cualquier circunstancia la visitan.

¿ Cuánto tiempo llevas en Navarra? ¿ Has estado aquí alguna vez ? Pues disfruta ahora de las vistas y la historia del Castillo de Monjardín

                 La Historia, la ficción la imaginación …

La figura del rey Sancho Garcés I de Pamplona, la toma del castillo a los musulmanes, la posición estratégica y privilegiada de Villamayor… Datos de la historia que nos llevaban a imaginar cómo pudo ser el castillo en el momento que Sancho Garcés lo conquistó. Asunto que nos llevó en una charla distendida a otro tema. Alguien preguntó sobre las restauraciones. ¿ Qué se hace con las ruinas ? ¿ Se puede reconstruir un castillo como si fuera el original?

Así que en lo alto del castillo hablamos un poco de Viollet-le-Duc y Ruskin. De uno porque abogaba por la restauración y del otro que prefería la conservación. Pero todo por encima ¿eh? que no era una reunión de frifkis en el monte…

                La iglesia de San Andrés

Como ese día la subida andando al castillo era prioritaria, vimos con menos detenimiento la iglesia de San Andrés.A todos les pareció preciosa en un sencillez. Un lugar que invita al recogimiento y que es visitado por muchos peregrinos. Siguiendo el consejo de Julio Asunción en uno de sus escritos sobre esta iglesia, nos fijamos en un detalle de la puerta de la entrada: “Los herrajes de las puertas de ingreso, herrajes originales de tiempos medievales con forma de flor de lis, la flor símbolo de Francia. Son un curioso ejemplo de como la influencia francesa se extendió siguiendo el Camino de Santiago”

Aquí tenéis una imagen de estos detalles en la puerta :

        Una pieza única de orfebrería románica

La cruz de Monjardín es una preciosa pieza de orfebrería. Bien protegida y bien expuesta se encuentra en un lateral de la iglesia. Se trata de uno de esas maravillas, llenas de delicadeza, que o por las prisas, o por el cansancio de los peregrinos, o sencillamente por falta de atención , pueden pasar desapercibidas. Como tantas cosas . Fue en esta cruz en la que centramos la atención en nuestra breve visita a la iglesia de San Andrés.

En este viaje no pudo acompañarnos Borja Centenera, las fotos tuve que hacerlas yo. Me falta la pericia para poder sacar bien a todos y a la vez poder mostrar la preciosidad de la cruz que se encuentra tras las rejas y el cristal.Esta foto me la ha cedido muy amablemente Julio Asunción y podéis seguir leyendo sobre esta cruz aquí 

Dio pie para recordar las principales diferencias entre los crucificados del Románico y los del Gótico y sobre cómo diferenciarlos.

               Seguir en Camino

Esta es la penúltima entrada del blog en este curso. Actualizar un blog es tarea exigente y el verano viene bien para descansar de esta obligación. Grata obligación, pero requiere su tiempo. Para pensar y para escribir después. Sin embargo, en verano se forjan también nuevos planes, se plantean nuevas excursiones y nuevos retos. En verano comenzó la historia del intercambio navarro-alcarreño que ha tenido lugar esta primavera. Las cosas bien hechas requieren su tiempo.

Disfrutad con el buen tiempo. Aprovechad si podéis el mar, la playa, la montaña, o la caída de la tarde en vuestra propia ciudad.

Pero no dejéis nunca de contemplar el patrimonio que tenéis a vuestro alrededor. Cerca o lejos. Tanto si vais a emprender un gran viaje como si os vais a quedar en donde estáis. Seguro que siempre se puede explorar y encontrar algo nuevo, algo con lo que asombrarse y disfrutar de ello. No es cuestión de tener mucho dinero, es cuestión de tener una actitud.

You Might Also Like

2 Comentarios

  • Responder
    Alvaro
    06/06/2017 at 07:18

    Pasamos una mañana estupenda!!

  • Escribir un comentario